Por muchos años hemos estados invadidos de banners, anuncios y publicidad, en la mayoría de casos, indeseada.

Tal vez la publicidad intrusiva en otra época fue tendencia, porque si o si lo teníamos que aguantar, y de tanto verla, era muy posible terminar comprando lo que se había visto por montones de veces.

Después de este ejemplo, el lector puede hacerse una idea de lo qué es branded content y lo que no.

Precisamente porque las estrategias son totalmente lo opuesto a lo descrito arriba, y el objetivo primordial es atraer y crear empatía.

Las cosas han cambiado y han aparecido formas alternativas de comunicar en el mundo digital. Por una parte tenemos el marketing de contenidos (es una técnica de marketing que se basa en crear, publicar y compartir contenidos de interés) y por otra el branded content (consiste en generar contenidos vinculados a una marca que permitan conectar a esa marca con el consumidor).

La mayoría de marcas han entendido que una estrategia de comunicación intrusiva solo puede alejar y aburrir a sus consumidores. Es por ello que cada vez se suben más al carro de generar contenido de calidad que aporte valor a sus clientes.

 

 

 

“6 de cada 10 profesionales de Marketing y comunicación declaran que el branded content mejora los resultados y son la solución para un mercado saturado”.

Fuente: I Estudio Content & Native Advertising de IAB Spain

Dentro de esta estrategia, se deja de lado al producto y al cliente, y se pone el foco en la generación de información relevante que permita establecer comunicación frecuente y a largo plazo con los seguidores de la marca.

La idea es crear un vínculo entre ambos, sin poner por medio el propósito único de vender. Este vendrá como resultado del contenido que se ha proporcionado.

 

 

Beneficios del Branded Content

 

A continuación, se describen los puntos más relevantes que tiene el branded content dentro del plan de marketing de una marca:

 

Posicionamiento

No se refiere a la parte de SEO, que también es necesaria, pero para el tema, se hace alusión al lugar que ocupa la marca en la mente del cliente.

Cuando se comunica por ejemplo los beneficios que genera el producto o servicio, verbos como crear, arreglar, ayudar y solucionar, dan una visión a los consumidores de cercanía y colaboración, una alianza para resolver su problema.

 

Viralidad

Cuando se habla de publicidad de un modo implícito y no agresivo, no tiene nada que ver con la forma tradicional en que se concebía la publicidad.

Por ejemplo, los anuncios en redes sociales o Google Ads, al tratarse de un contenido informativo, es más susceptible de ser compartido, ya que quienes lo reciban van a estar más receptivos.

¿Qué pasa cuando un contenido se vuelve viral?

¡Spoiler Alert! Publicidad gratuita.

Son los propios usuarios quienes comparten la información, llegando así a más y más personas.

 

Confianza

La base de toda buena relación y el punto clave del éxito en la comunicación que se establece con los clientes. Es el primer paso para que el consumidor se decida a comprar y una forma de avanzar en términos de fidelización.

 

Conversión

Aquí será determinante los objetivos que se haya planteado con la campaña de branded content. Algo a tener en cuenta es que con este tipo de estrategias, se puede lograr un ratio de conversión mayor en el largo plazo, en el corto se conseguirá: visibilidad, confianza y engagement.

“El branded content, busca entretener y emocionar al público. El objetivo es hacer viral y posicionar la marca. El contenido se crea por campañas y, lo normal es que, lo diseñe una agencia de marketing”

Fuente: https://lacaja.company/blog/branded-content-claves/

 

Otros beneficios que merece la pena mencionar:

  • Disminución de la inversión en publicidad
  • Contenidos de co-creación: contenidos que se crean en colaboración con directores reconocidos, actores, influencers o personas que representan algún colectivo.

 

Volvo demostró en el largometraje The Route que las marcas eran capaces de vender experiencias. En el film, protagonizado por Robert Downey Jr, conducir se convierte en toda una aventura para el usuario. La marca pasaba de ser un elemento más de la película, a convertirse en un objeto atractivo y deseable para el espectador, que encontraba en el modelo de la casa de coches el vehículo con el que querían repetir esa experiencia de conducción.

 

Responsabilidad social dentro de la estrategia de branded content

Según IMF business school, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), se refiere a una serie de compromisos, deberes y derechos, éticos y jurídicos, y que se relacionan con las actividades que desempeñan las empresas.

Algunas marcas han focalizado parte de su estrategia de branded content en el ámbito de la RSC, a través del apoyo a diferentes causas asociadas al entorno de su producto.

Es muy posible que se comiencen a ver cada vez más campañas relacionadas con la sostenibilidad y el medio ambiente o a proyectos sociales bajo el paraguas de grandes marcas.

Uno de los mejores ejemplos, que no deja indiferente a nadie, es Coca-Cola. La multinacional se involucra cada vez y con más frecuencia en proyectos solidarios, ligados al medio ambiente, a la cultura, y a causas sociales.

RSC y branded content

Siguiendo esta filosofía, Coca Cola lanzó en mayo de 2014 en el mercado asiático una marca de agua embotellada responsable con el medio ambiente, Ice Dew Chun Yue. El producto estaba dirigido a millenials, jóvenes de entre 20-30 años, por su pragmatismo y su capacidad de empatizar con el medio ambiente y su entorno.

 

Fuente imagen destacada: Lemon Digital