Actualmente nos encontramos ante una situación nunca vivida en la sociedad moderna. El mundo se encuentra bloqueado a causa del COVID-19, una enfermedad muy contagiosa que hace tambalear los sistemas sanitarios de los países.

En nuestro país se ha tenido que declarar el estado de alarma, como antes lo hizo Italia, Corea del Sur o China. Esto significa que debemos de quedarnos en casa y solo salir por motivos de primera necesidad. Las tiendas que no vendan productos esenciales para vivir en el día a día fueron obligadas a cerrar, mientras que todas aquellas empresas en la que sus empleados puedan realizar sus tareas desde casa implantaron el teletrabajo.

Aun así hay oficinas que siguen abiertas y locales de alimentación que atienden a cientos de personas todos los días. Aun siendo esencial su continuidad, se convierten en un foco de infección del virus. La higiene individual de cada persona y trabajador, además de la correcta desinfección del local, son básicos para que los supermercados puedan seguir abriendo y dando servicio.

Para mantener desinfectados estos espacios correctamente se debe contar con profesionales que sepan cómo actuar en estos casos, que cuenten con un equipo formado y el material necesario para realizar esta actividad. Las empresas de limpieza son la opción adecuada en estos casos, tienen una amplia experiencia limpiado zonas como laboratorios donde deben de tener un cuidado especial, igual que en la situación que nos encontramos ahora. Su equipo humano está preparado para afrontar este tipo de situaciones y cuentan con un equipo de protección para realizar la tarea sin peligro de contagio. Para la limpieza de oficinas o de locales lo mejor es contar con estas compañías, que dan la seguridad de un trabajo bien hecho y la confianza a los trabajadores de poder realizar sus tareas en un entorno limpio y seguro.