El marketing digital integrado (MDI) es una concepción del marketing que defiende la necesidad de unificar e integrar todos los canales de comunicación para ofrecer una experiencia de marca coherente para el consumidor. Esta consistencia no se refiere, ni mucho menos, a que haya que lanzar el mismo anuncio en todos los canales, se refiere a que todos los canales deben reforzar un mensaje común, contribuyendo a generar una sola historia de marca.

¿Qué es el Marketing Digital Integrado?

¿Qué es el Marketing Digital Integrado?

No hay un único aspecto que defina totalmente el éxito o el fracaso de una campaña de marketing integrado y no existe ninguna fórmula mágica. Hacer marketing integrado puede ser mucho más difícil de lo que parece. Un plan de marketing integrado, consta de varias etapas diferenciadas que conviene seguir para que nuestra campaña optimice sus resultados. La primera etapa del plan de marketing integrado, pasaría por realizar el tradicional análisis de mercado en el que estudiaremos nuestro público objetivo:




¿Sabemos quiénes son nuestros clientes?

¿Qué les gusta?

¿Cuál es la percepción que tienen respecto a nuestros productos?

¿Dónde queremos llegar?

Contestando las preguntas anteriores, determinaremos cómo está posicionada nuestra marca y la percepción que los usuarios tienen sobre ésta. Con la meta fijada, el equipo de marketing podrá preparar una estrategia global para conseguir nuestro objetivo. El propósito de la estrategia de comunicación, no es otro que hacer un mensaje alineado con los valores que deseamos transmitir. No hay que olvidar en el marketing integrado que la coherencia nos conduce a la eficacia. Ahora toca el momento de poner el plan de marketing integrado en acción.

El mensaje debe adaptarse a la situación y necesidades de cada momento. Por ejemplo, en Navidad muchas marcas quieren transmitir un mensaje familiar y navideño pero tan pronto como finaliza esta campaña es necesario cambiar el mensaje. No basta que los diferentes canales de comunicación lancen un mensaje integrado, cada departamento de la empresa debe estar vinculado con los valores y principios que deseamos transmitir. Por lo tanto, es bueno que todos los empleados que tengan un contacto directo con los clientes (comerciales, vendedores, servicio al cliente, soporte técnico, etc.) transmitan los mismos valores.




MARKETING 1.0

Objetivos Ventas

Herramientas revolución industrial

Visión de los consumidores. Compradores masivos con necesidades

Concepto Clave Desarrollo del producto

Propuesta de Valor. Funcionalidades

Estrategia de Marketing. Especificación del producto




MARKETING 2.0

Objetivos: Satisfacer y retener al consumidor

Herramientas. Tecnología de la información

Visión los consumidores.Consumidor inteligente y de necesidades específicas

Concepto Clave. Diferenciación

Propuesta de Valor Funcional y emotiva

Estrategia de Marketing. Posicionamiento corporativo y de producto




MARKETING 3.0

Objetivos: Satisfacer necesidades con base a conciencia social y medioambiental

Herramientas. Tecnología new wave (ordenadores, móviles, internet y social-media)

Visión de los consumidores. Ser humano completo con necesidades complejas

Concepto clave. Valores

Propuesta de valor Funcional, emocional y conciencia para hacer la revolución del marketing con un cambio total utilizando el posicionamiento web.

Estrategia de marketing: Misión, visión y valores.

Diferencias entre Marketing 1.0, 2.0 y el 3.0. ¿Las conoces?

El marketing digital integrado ha sufrido una auténtica revolución en la última década. En un mundo cada vez más conectado por las nuevas tecnologías (TIC), las empresas se han visto obligadas a desarrollar campañas en múltiples canales de comunicación tanto off line como on line.

Es muy importante integrar los canales de comunicación tradicionales con los que permiten nuevas tecnologías como la digital. Cada vez son más los medios desde los que recibimos mensajes publicitarios tales como: Televisión, emisoras de radio, periódicos, banners, e-mail marketing, etc. El resultado es que con tantas fuentes crece exponencialmente probabilidad de que el consumidor perciba un mensaje fragmentado sobre nuestra marca.