Seguro que ultimamente todos habéis escuchado el término Storytelling y no os queda muy claro qué es, o en qué momento podéis emplear el término. Lo mejor es empezar por la clásica definición para ponernos un poco en contexto, e iremos aunando un poco más en el término y sus características:

La narración de historias, o simplemente narración, es el acto de transmitir relatos usando palabras o imágenes, habitualmente mediante la improvisación y recurriendo a distintos adornos estilísticos.

La creación de contenidos y storytelling no es algo nuevo, es una parte esencial para transmitir lo que queremos como marca. Existen muchos nichos de mercado que utilizan el storytelling como palabra, sobre todo en literatura y narrativa, donde viene siendo utilizado desde hace mucho.

En Marketing y en el Branding, ha pasado de ser un desconocido al centro en las estrategias globales de las marcas. Contar una historia y crear contenidos para tu marca en relación a ella, es algo que viene siendo una constante en las marcas que de verdad trabajan bien su estrategia de contenidos (online y offline).

Asociar una marca a una historia, a una idea o a una serie de conceptos, puede que consigan que ese recuerdo y ese “cariño” hacia tu marca, se recuerde durante muchísimo tiempo.

Creación de contenido y Storytelling

Conseguir conectar emocionalmente a través de una historia y tocar “esa fibra” en tu seguidor o cliente, es lo que toda marca busca y que muy pocas consiguen.

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou.

Y qué razón tenía Maya Angelou con esa frase que nos hace incidir, más aún si cabe, en la importante de contar una historia y hacer sentir especial a quién nos escucha, ve, siente o vive.

¿Por qué Storytelling?

Porque no es que sea algo novedoso o un término de la transformación digital. Viene utilizándose históricamente, aunque ahora con la comunicación online y la proliferación del marketing digital, ha resurgido y se está convirtiendo en una parte muy importante.

Esta adaptación ha sido debida a que es el medio perfecto para contar una historia, ya que mediante todo lo que proporciona el ecosistema online, se puede llagar al lado emocional de las personas generando una relación de confianza y fidelidad que todas las marcas intentan crear, pero muy pocas lo logran.

La mejor herramienta y la clave está en conocer cada día más a nuestros usuarios a través de la conexión emocional y única que se genera cuando contamos una historia. Pocas herramientas como el storytelling o brand storytelling ofrecen estas claves.

Lo que buscamos al utilizar esta forma de comunicar es generar una relación que va mucho más allá de la mera transmisión de un mensaje que sale de nuestra marca (blog, web, redes sociales, anuncios, podcast…) y va hacia nuestra audiencia.

Nuestra marca tiene que quedar en la mente del consumidor asumiendo los valores que tratamos en la historia y que queremos transmitir con ella. Sin duda es la mejor forma de calar en nuestra audiencia y una técnica que toda marca tiene que utilizar.