En el valle del Oja, a los pies de la Sierra de la Demanda, se encuentra la villa de Ezcaray. Este municipio de poco más de 2.000 habitantes fue nombrado Primera villa turística de La Rioja y reúne numerosos atractivos para el turismo, como el paisaje, las actividades al aire libre y la gastronomía.

Pese a su poca población, Ezcaray es una villa llena de vida, con un calendario de actividades y fiestas muy amplio y diverso, que multiplica por cinco sus habitantes en verano. Una de las fiestas más destacadas son las Jornadas Micológicas, que se celebran en noviembre. Porque en Ezcaray, sobre comer, saben bastante. El próximo 21 de marzo se celebran las Habas de San Benito, una fiesta de tradición medieval que se remonta al Monasterio de Santa María de Ubaga, donde un monje repartía habas con tocino a los habitantes más pobres de Ezcaray y las aldeas de alrededor.

Turismo rural en familia: descubre la villa de Ezcaray

En la actualidad, la Cofradía de San Benito sigue fiel a la tradición y reparte habas secas con tocino en grandes cacerolas, que han llegado a servir hasta a 7.000 personas, entre vecinos y visitantes al municipio.

El turismo es constante en la villa y, por eso, hay numerosas opciones de alojamiento. Una de las más solicitadas son los apartamentos en Ezcaray. Con estancias amplias y provistas de todo lo necesario (cocina, salón y baño), los apartamentos turísticos Real Valle Ezcaray son una de las mejores opciones para dormir y descansar si visitas la villa.

Ezcaray es un municipio que alberga uno de los conjuntos de arquitectura popular más interesantes de La Rioja. Pasear entre sus calles y su casco antiguo es sinónimo de transportarse a épocas pasadas por la estructura tradicional y decoración de sus casas. En el centro de Ezcaray puedes visitar la Iglesia de Santa María la Mayor, que data del siglo XVI, y que alberga en su interior diversos retablos de gran valor. Fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento en 1967.

También puedes visitar dos ermitas. La ermita de Santa Bárbara, a solo tres kilómetros del casco urbano, y que ofrece unas vistas espectaculares de todo el valle. La segunda, la de Nuestra Señora de Allende, destaca por sus ángeles arcabuceros, la colección más grande de España de estas reliquias del Virreinato de Perú.

Aunque, sin duda, lo más llamativo de Ezcaray es el paisaje que lo rodea. La Sierra de la Demanda es un espacio natural ubicado entre las provincias de Burgos y La Rioja. Desde Ezcaray puede accederse con facilidad y disfrutar de sus múltiples rutas, que pueden realizarse tanto andando como en bici. Si dispones de tiempo, una de las más recomendadas es la ruta de las cascadas. Para realizarla tendremos que desplazarnos hasta la localidad de Santa Cruz del Valle Urbión. Es una de las rutas más hermosas y nos permitirá descubrir las tres cascadas que le dan nombre. Finaliza en el Mirador de Domingo Sevilla, a 1.395 metros de altitud.

Los que no tengan tiempo o prefieran no desplazarse tanto, pueden recorrer la vía verde del río Oja, que atraviesa la villa de Ezcaray y tiene una longitud total de 36 kilómetros, con una dificultad sencilla e ideal para hacer en familia. La villa cuenta, además, con numerosos parques con merenderos y columpios para niños. Así mismo, pueden realizarse paseos sencillos como “El Camino de la Herradura”.

Los más aventureros disponen de la pista de esquí de Valdezcaray, con 24 kilómetros esquiables y pistas de todas las dificultades. La falta de frío y de precipitaciones en forma de nieve de esta temporada hacen que la pista solo esté abierta para uso turístico. Así pues, el BTT queda como principal deporte, con numerosas rutas para disfrutar. Entre los hoteles de Ezcaray hay uno que destaca por su servicio enfocado a ciclistas. En él tendrás espacio para guardar tu bici, taller y zona de lavado sin coste adicional. Además, este hotel de Ezcaray ofrece a sus clientes asesoramiento en rutas en función de la dificultad y la distancia deseadas.

Esto es solo un pequeño avance de todo lo que puede ofrecerte Ezcaray. Las habas de San Benito te esperan este marzo, aunque el sábado 22 de febrero se celebra carnaval con chocolatada y tortas, por lo que igual no hace falta que esperes tanto para visitar la Primera villa turística de La Rioja.